¿Será posible amar a dos chicas a la vez?

Decidí escapar de esta situación, así que postulé a una universidad de la capital y me fui…


Hola, me llamo León y actualmente estoy con el corazón dividido por culpa de dos amigas que ahora se convirtieron en todo para mí.

Actualmente estoy cursando el cuarto semestre de una universidad de la capital de mi país, y desde que llegue a la capital no pude sacar de mi mente a las dos mujeres de mi vida. Mi historia empieza cuando termino el quinto año de secundaria, el 31 de diciembre (año nuevo) conocí a las chicas más lindas que vi en toda mi vida, anteriormente ya había tenido otras relaciones pero nunca tomadas en serio. Tenía una amiga que conocí en una academia y me invito para salir ese día con sus amigas, acepte pensando que no sería el único chico presente pero cuando nos encontramos eran cinco señoritas presentes, en particular una me llamo la atención, Regina debido a que tenía el pelo rubio y era linda, pero la más Bonita era Wendy, después de saludarles a todas empecé a hablar solo con mi amiga que ya conocía mientras caminábamos por la plaza y veíamos los espectáculos de la noche de año nuevo en mi ciudad. Después de un momento Wendy empezó a hablar conmigo, ustedes saben que cuando existe una persona tan especial que solo cuando te dice la primera palabra hace volar tu corazón, la noche era fría pero yo sudaba, por alguna razón estaba nervioso a su costado, podría decirse que desde ese momento empecé a creer en el amor a primera vista, me encanto conocerla.

Pasaron los meses, empecé a ir a fiestas con Wendy aunque no fueron muchas más que unos quince años por ahí y otras fiestas de algunos amigos en la piscina de alguno de ellos o en la noche para celebrar sus cumpleaños u otras cosas, y también empecé a hablar por mensajes de texto y chat con Regina, después de unos cuatro meses de conocerlas, decidí declarar mi amor a Wendy, animado por Regina porque me decía que hablaban mucho de mí, me dio el sí y empezó a lo que yo le llamo “la parte bonita”, salíamos en parejas debido a que Regina también tenía su pareja. Pero entonces después de seis meses que me declare a Wendy comenzó “la parte confusa” para mí.

Esa mañana que toco sábado llame a Regina para que me acompañe a comprar un regalo para Wendy, cuando nos encontramos note algo raro, ella estaba demasiado apagada, estaba con una falda y con unas pantis color negro que le llegaban hasta por la rodilla, como si quisiera llamar la atención y obviamente también a mía, en ese momento nunca la vi tan guapa porque estaba sexy podía ver sus muslos, su cintura pequeña y como era rubia me encanaba esa combinación, le pregunte si le pasaba algo y me miro furiosa y entonces me dijo esas palabras que aún siguen dando vueltas en mi mente “¿Porque rayos eres tan perfecto? ¿Porque tantos detalles? ¿Porque?!! Hiciste cartas, hiciste regalos, hasta cantas para ella y solo están seis meses” entonces se sentó en una banca del centro comercial y con un suspiro me dijo “Wendy tiene mucha suerte, nunca cambies León”, entonces se paró y cuando aún estaba como un tronco sin entender que pasaba, se paró de puntitas y me robo un tierno beso, y luego se fue corriendo.

Después de ese suceso, no me saque ese beso de mi mente por muchos días, me entere que termino con su novio con el que tenían más de un año y medio, y me entere que se faltaba a los últimos días de su academia; me preocupe demasiado, un sentimiento de culpa se adueñó de mí y pensando mucho lo que haría decidí buscarla, era como si algo me decía que debía estar ese momento con ella; cuando toque su timbre, salió su padrastro y me dijo que ella no estaba que se fue a la academia, me fui y cuando estaba esperando a que un taxi pase vi a Regina comprando una gaseosa en una bodega en frente, cuando estaba saliendo yo ya estaba parado en la puerta de la bodega, se quedó callada, me miro y como si no me conociera se fue; después de entender lo que debía hacer, salí y la perseguí aunque no estaba muy lejos, fue cuando le di un giro con la mano que le cogí y la bese como si mi cuerpo y mis sentimientos debían manejarme en ese momento después de todo ella me ayudo muchas veces, se podría decir que era mi mejor amiga y la quería mucho pues nos preocupábamos mucho el uno del otro, aunque en ese momento no pensaba en nada más que en ella, nunca me sentí más satisfecho con un solo beso, fue entonces cuando me miro a los ojos y me dijo “termina con Wendy” y yo solo moví la cabeza diciendo que sí, me tomo de la mano y corriendo llegamos hasta su habitación, por alguna razón su padrastro había desaparecido, me beso como si estuviera demostrándome cuando podía amarme y yo me dejaba besar invadido por el sentimiento que en ese momento era indudablemente amor, cuando recobre la cordura la retire de encima y me senté a un costado dándole la espalda y entonces le pregunte “¿tus sentimientos son verdaderos?” y ella me dijo “no conocí a nadie tan perfecto como tú, me da envidia como tratas a Wendy, ella no te merece, ella es mala, te daré todo lo que hay en mi”, confundido y a la vez feliz por lo que me dijo porque en cierto grado confiaba más en ella volví con Regina y sin dejar de besarnos mutuamente arrebate su virginidad y ella mi castidad, la verdad que esa tarde no saldrá de mi mente nunca.

Después de lo sucedido, decidí terminar con Wendy puesto que no podía engañarla, también la quería mucho como para hacerle esto, solo ser honesto y decirle que ya no la amaba como antes, entonces cuando le dije que debía verla ella me dijo “está bien pero debes venir a mi casa, mis papas te quieren conocer”, fue entonces cuando me di cuenta que estaba en un problemón, decidí ir y después de eso decirle todo, pero todo me jugo mal ese día; llegue aun pensando lo que paso con Regina, cuando llegue me recibió feliz y al entrar no vi nadie en su hogar, solo a sus perras tomando algo de agua, me dijo “te están esperando arriba” y cuando abrió la puerta de la habitación, vi su cama llena de rosas con globos pegados en el techo con un cartel que decía “te amo Mi Rey”, y en ese momento recordé que era el cumpleaños de Wendy el sábado próximo, ella me dijo “como estaré con mis papas el fin de semana quiero que me des mi regalo ahora … vamos!!! Tomemos un baño juntos”, fue cuando mi cuerpo respondió a sus estímulos, a diferencia con lo de Regina esto era mucho más romántico y con música de fondo, Wendy había preparado todo y para mí fue mucho más placentero.

Llego el fin de semana y Wendy viajo con su familia por su cumpleaños, cuando estaba regresando del aeropuerto, vi que mi papa se estaba marchando y me dijo “tienes una visita”, cuando entre vi a mi abuela y Regina charlando, mi abuela encima me dijo “muy linda tu novia hijito”, paseamos por el parque en un intento de sacar a Regina de mi casa, debido a que mi mama si conocía a Wendy y estaría en problemas si la llegaba a ver, cuando estábamos en el parque antes de que pueda decir algo sus labios ya estaban en los míos, desgraciadamente no pude decirle nada a ninguna de las dos, volvimos a hacerlo mientras Wendy no estaba, pero ella no me hablaba de su amiga, parece que quería estar conmigo a pesar de estar formalmente con Wendy, fue cuando empecé a darle regalos a Regina, no sé porque hasta ahora; y así continuo toda la época de invierno en mi ciudad (octubre a enero).

Pero todo me jugaba mal cuando intentaba ponerle pare a esta situación, me atormentaba todas las noches, hasta que decidí escapar, postule a una universidad de la capital e ingrese ya que solo era necesaria una entrevista personal, me despedí de Regina y Wendy por separado, les dijo que no me podían acompañar al aeropuerto debido a que estaría toda mi familia y que no me dejarían estar con ellas, ambas me desearon lo mejor en mis estudios. Cuando tengo vacaciones regreso y las veo a ambas, parece que sigo en este enredo y tengo las suficientes agallas como para romperle el corazón a alguna, cada noche antes de dormir pienso en eso, se me ocurren soluciones extremas como desaparecer o solo dejar de hablar con ellas pero no puedo, ya que las amo mucho.

No me considero afortunado ni mucho menos desdichado, solo que si dieran a escoger entre una y otra, sería como escoger entre papá y mamá, pero ahora ¿Qué hago? ¿Realmente se puede amar a dos personas? ¿O es que aún no sé quién es para mí?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *