Amor Mágico, Amor Real

La vida me regaló un mágico deseo.


Hace muchos años, mi hermana me llamó por teléfono y me alertó acerca de un programa mediático en el cual los personajes discutían y peleaban en vivo.

Tanta fue su insistencia que encendí el televisor y me dispuse a mirar.

En medio de tanta discusión, observé a un hombre muy especial que me llamó la atención. Pero quién sería…

Enfrascada en mi responsabilidad, preparaba mis materias de derecho y por consejo de un compañero me inscribí en una cátedra para cursar los días sábados.

Debido a la distancia entre mi domicilio y la facultad, decidí levantarme muy tempranito para comenzar la jornada.

Claro, estaba sola en un aula, había llegado media hora más temprano.

Obvio, mi compañero nunca se presentó. inesperadamente entro el primer alumno. Increíble, crease o no era él, ese hombre muy especial al que nunca olvidé.

Sin más me saludó y se sentó delante de mí. Luego llegaron los demás… ( alumnos y docentes).

Así comenzó una clase a la que nunca presté ni la más mínima atención. Teníamos que formar grupos.

El hombre especial giró y me miró fijamente. Ya no comprendí pero solo escuché un… ¿te molestaría formar grupo conmigo?

No es importante lo que sucedió.

Fuimos compañeros, los mejores, increíbles, siempre me pregunté ¿qué pasó? ¿Fue mi deseo? ?¿Mi motor? Por primera vez creí en todo lo que no se puede creer, cinco años de mi vida que fueron mágicos.

La vida me regaló un deseo, el más profundo. Hacer de ese sueño mi realidad.

No es cuento, no es sueño. Fue verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest